Se cuenta la historia de la siguiente manera

Hace algunos años trabajaba de repartidor mi turno era en la tarde entraba a las 2 y salía a las 10 de la noche. al salir del trabajo debía conducir para llegar a mi casa. Hace tiempo no había alumbrado por esa parte de villas de San Cayetano. Lo único con lo que podía alumbrarme eran las luces de mi automóvil. Cada día era igual conducía por esa zona sin miedo alguno no había nada ha que temerle. Hasta que un día se me hizo un poco tarde. Llegue por esos rumbos como a las 12 de la noche. Iba manejando con cuidado y observe a una señora que estaba cerca de los arboles. Se veía desorientada creí que estaba tomada o drogada. le pitaba desde mi automóvil sin obtener respuesta. Comencé a sentir el ambiente muy pesado. Y sentía un frió que recorría a mi al rededor. La señora que ahí se encontraba comenzó a caminar. hacia mi automóvil, creí que querría un aventón o algo así. pero cual fue mi sorpresa que la mujer tenia un rostro maligno que hasta hoy en día no puedo borrar de mi cabeza. vi como sus pies no tocaban el piso. mi única reacción fue el conducir sin ver atrás. llegue a mi casa pálido, con tanto frió, tenia demasiada fiebre. Y tuve que acudir ah que me realizaran una limpia, ya saben esas limpias que suelen hacer con rezos y donde te pasan un huevo por el cuerpo.

Cada quien es libre de creer en lo que quiera. Pueden creer mi historia o no.

Bien nos pareció interesante esta historia y la compartimos con todos nuestros visitantes

No olviden compartir.

 

 

Unas Cuantas imágenes de Irapuato antiguo que me encontré por la web

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: